Vinos y tapas Vinos y tapas té helado jamón ibérico brochetas stock-photo-17265681-fork-with-measuring-tape

De tapas sin saltarse la dieta

16 abril, 2014 0 Comments

Llega el buen tiempo, el sol, el calor y las terracitas… Y si estás a dieta, puede que también llegue el enfado. ¿Cómo compaginar el salir de tapas con los amigos y no traicionar la dieta que tanto esfuerzo te ha costado mantener todo el invierno? Aquí tienes algunos consejos fáciles y muy prácticos.

Vinos y tapas

¿Qué beber? 

Cerveza, refrescos, combinados, zumos naturales… La opción es infinita. Sin embargo, si cuidas tu línea, no todas son igual de saludables. Para no perderte en el laberinto de la carta, sigue estos consejos:

1. Huye de todo lo que lleve azúcar. En este apartado están los refrescos que no son light o zero, los batidos (los clásicos o de yogur, da igual), los granizados y horchatas,  los zumos envasados, los zumos de frutas (aunque sean naturales). Atención también a algunas bebidas (como algunos vinos o el Bitter), que suelen llevar azúcar añadido. Lee siempre la etiqueta y pregunta en caso de duda.

2. Modera la cerveza.  Aunque es la reina del verano, al fin y al cabo, está elaborada con cereales (carbohidratos). Además, algunas versiones sin, o 0,0% incluyen azúcar en su composición para compensar la pérdida de sabor por eliminar el alcohol. Lee siempre la etiqueta y no olvides que estás comiendo cereales refinados en cada sorbo.

3. Apúntate al tinto de verano. Ni el vino tinto ni la gaseosa tienen azúcar. Aunque el vino tiene alcohol, también es cierto que el tinto es rico en antioxidantes y aporta algún beneficio extra, además del placer de tomarlo con hielo y limón, bien frío. Además, al ir rebajado con gaseosa, la cantidad de vino que se ingiere es bastante moderada.

4. Apuesta sobre seguro. Tés o infusiones heladas (sin azúcar, claro); zumos naturales de tomate o pomelo; refrescos sin azúcar añadido (casi todas las marcas tienen su versión sin azúcar, desde Aquarius hasta Scwhepps. Incluso, si te apetece concederte un capricho extra, un GinTonic con tónica sin azúcar o un Ron añejo con limón natural o refresco de limón sin azúcar son grandes opciones).

¿…Y qué comer?

 Aunque parezca increíble, existen cientos de opciones saludables para tapear sin poner en riesgo la operación bikini.

Elige siempre un alimento con fibra (verduras u hortalizas) o proteinado. Por ejemplo: jamón serrano, cecina, gambas a la plancha, ventresca con atún, pescados enlatados (mejillones, berberechos, almejas, sardinillas con tomate…), salpicón de marisco, vinagres (banderillas, pepinillos, boquerones), y carnes sin grasa. Por supuesto, deja el pan que acompaña la tapa en el plato. Además, debes tener en cuenta que los fritos y alimentos grasos no te ayudarán a mantener el tipo, ya que las grasas son tan estimulantes para nuestras papilas gustativas, que acabamos comiendo más de lo normal.

Así que: planifica, sé previsor y sigue adelante con tu plan de alimentación saludable, sin tener que renunciar a disfrutar de unas tapas en compañía.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR