The Blog

dulces de navidad mantecados-sin-azucar

Alerta light

En plenas fiestas navideñas, es fácil sucumbir a la tentación de los dulces. También es típico que elijamos productos “light” para sentirnos menos culpables. ¡Pero cuidado! No es oro todo lo que reluce…

Para empezar, un alimento“light” es aquel que lleva un 50% menos de azúcar que el producto original. Es decir, que lleva menos azúcar, pero sigue llevando (y algunos dulces, llevan una cantidad considerable). La excepción son las bebidas gaseosas light, que no llevan azúcar añadido y usan edulcorantes no calóricos.

Los productos “sin azúcar añadido” no llevan azúcar, pero han sustituido el azúcar por edulcorantes, que generalmente tienen las mismas calorías que el azúcar (xilitol, sorbitol, maltitol, lactitol…). Un trozo de turrón sin azúcar añadido tiene las mismas calorías que uno con azúcar, prácticamente la misma cantidad de hidratos de carbono y de grasas (en ocasiones, incluso más grasa, para compensar la falta de sabor que le da el azúcar y mejorar su textura). Aunque su absorción es más lenta (al no llevar el azúcar que es un hidrato de carbono simple que entra rápidamente a sangre), siguen siendo “bombas calóricas” que hay que consumir con muchísima moderación.

Falsos “sin azúcar”. Algunos productos se venden como “sin azúcar” o  incluso “aptos para diabéticos” cuando lo que llevan es fructosa, sacarosa (que es azúcar blanco, llamado de otra manera), miel o dextrosa. Todos estos endulzantes actúan absolutamente igual que el azúcar, pero son más caros.

De forma, que creer que podemos comer las cantidades que queramos de estos dulces “Sin Azúcar”, es una trampa para nuestra dieta saludable. Es recomendable sustituir los productos tradicionales, ricos en azúcar, por otros que lleven edulcorantes como el sorbitol, xilitol, maltitol, lactitol, estevia, aspartamo, sacarina, etc., pues su impacto en nuestro metabolismo no es tan agresivo. Sin embargo, no debemos olvidar que aportan las mismas calorías que los normales y que las grasas que llevan no siempre son saludables.

Si tenéis dudas, contad con el consejo de un experto que os acompañe a hacer la compra y os enseñe a leer las etiquetas de los alimentos. De esta forma, no os darán “light” por sano. En www.susanaleon.es ofrecemos el servicio de Personal Shopper Nutricional para que aprendas a hacer una compra rica y saludable.

 

15 diciembre, 2015 0 Comments

Que no te pese la Navidad!

Las comilonas de las fiestas navideñas son siempre un reto para nuestra dieta. Comemos en exceso, alimentos hipercalóricos y grasos y dejamos de practicar ejercicio, lo que suele pesarnos después de estas fechas. Para que las Navidades no sean una carga el resto del año, te damos algunos consejos fáciles de seguir y muy efectivos.

1. Elige una mayoría de alimentos saludables. Aunque te permitas un trozo de tarta como postre, el resto de alimentos debería ser sano. Una cena navideña con marisco, embutidos ibéricos, queso curado y un poco de foie como entrantes; una sopa de verduras como primer plato; una buena carne o pescado o de segundo y un capricho dulce como postre, te ayudará a continuar con tu plan después de las Navidades.

2. Compensa. Después de un exceso, deberás siempre compensar. Come ligero los días posteriores a una               comilona y haz ejercicio. Olvida los dulces hasta la próxima comida y bebe agua para favorecer la eliminación de toxinas.

3. Cuidado con los aperitivos. Son un momento peligroso, ya que solemos comer de más al encontrarnos en un entorno agradable y relajado; por lo que no prestamos atención a la comida y solemos llevarnos a la boca todo lo que nos saquen (especialmente si pedimos algo de alcohol con el aperitivo). Elige un refresco sin azúcar o bien un vino tinto y presta atención a lo que comes. Deja el pan del aperitivo, especialmente si después vas a tener comida o cena festiva y disfruta de la compañía sin tener que comer en exceso.

4. Controla el alcohol. El alcohol solo aporta calorías vacías (es decir, no aporta nutrientes) y se convierte fácil y rápidamente en grasa. Limita el alcohol a los días señalados y elige una copa de vino tinto para comer. Si quieres tomarte algún combinado después, hazlo con un refresco sin azúcar (pero no tomes más de una).

5. Retoma tu plan el día 7 de enero. No dejes pasar ni un día después para retomar tu plan y volver a la normalidad. Las fiestas han pasado, has disfrutado de esos días y toca volver a tomar las riendas de la situación para que las fiestas navideñas no pesen a tu dieta.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR