The Blog

pan1 imagen pan

¿Pan para adelgazar?

Es habitual encontrar POST que hablan de las propiedades saludables del pan y de la capacidad de este alimento para ayudarnos a adelgazar. Sin embargo, ni los que dicen que el pan engorda ni los que defienden el consumo de pan dentro de una dieta de adelgazamiento dicen la absoluta verdad sobre este alimento. No todos los panes son iguales, y no todos nos ayudan a mantener nuestro peso. Desmontamos algunos de los (falsos) mitos sobre el pan. imagen panEl pan se elabora a partir de  harina, obtenida de moler los granos enteros de uno o varios cereales (trigo, cebada, centeno, etc), agua y sal. Sin embargo, dependiendo del tipo de molienda al que se sometan esos granos, el pan resultará más o menos nutritivo. Si la molienda es muy “agresiva” (el procesado es alto y se ha eliminado toda la parte externa del grano del cereal,  la harina resultante es blanca y fina  y con ella se elaboran los panes blancos (es el pan que consumimos en las sociedades occidentales y que se puso de moda como símbolo de elevado estatus social durante la Edad Media Europea, ya que podía almacenarse durante más tiempo y solamente los ricos podían pagarlo).

Si la harina está menos refinada (se ha molido menos), es más tosca, con restos de los granos del cereal y el pan es más oscuro (los llamados panes negros). Sin embargo, las diferencias van más allá del color, y tienen que ver con su valor nutricional.

Aunque ambos tienen las mismas calorías (250 kcal/100 gr), el pan blanco ha sido desprovisto de la mayoría de sus propiedades nutritivas durante el procesado; mientras que el pan integral (con restos de la cáscara del cereal que no se han perdido durante la molienda y posterior  refinado) aporta fibra (llamada salvado), minerales y vitaminas del grupo B (como ácido fólico (B8), y antioxidantes (como la vitamina E).  Una advertencia: ¡no confundir el pan integral (que tiene restos de la cáscara del cereal) con harinas blancas teñidas que dan aspecto de harina oscura pero que son integrales!).

Así que, cuando se dice que el pan puede ayudar a adelgazar, hay que matizar: ambos tienes las mismas calorías y carecen de grasa, pero el pan integral contribuye a aportar fibra (que ralentiza la absorción de los hidratos de carbono de la dieta y mejora el tránsito intestinal) y tiene vitaminas y minerales (que estaban presentes en el grano entero). El pan blanco se convierte en un hidrato de carbono de absorción mucho más rápida, sin fibra y carente de vitaminas y minerales, por lo que, en una dieta de adelgazamiento, es mejor evitar.

Y no olvides que el pan de molde y el pan tostado no entran en esta categoría. El pan de molde lleva añadidas grasas para que se mantenga tierno durante más tiempo y el pan tostado comercial (tipo biscottes) tiene más proporción de calorías por gramo que el normal, ya que ha sido deshidratado.

25 febrero, 2014 0 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies