POST 2 - agujetas

¿Adelgazar sin agujetas? 5 trucos para lograrlo

17 febrero, 2014 0 Comments

Empezamos plan de alimentación y entrenamiento. Esta vez vamos en serio: queremos llegar  a la operación bikini y asegurarnos de lucir un bonito tipo en la playa. Sin embargo, al esfuerzo de cuidar lo que comemos se suma un clásico: el miedo a las agujetas.  ¿Cuántas veces has abandonado un plan de entrenamiento porque no soportabas el dolor de las agujetas? ¿Y si te digo que hay solución? Aquí tienes 5 trucos anti-agujetas que sí funcionan.

 

POST 2 - agujetas

 1. Haz ejercicio según tu forma física. Si llevas tiempo sin montar en la bici, no te metas en la clase de Spinning. Aumenta progresivamente el tiempo que dedicas al ejercicio y permite que tu cuerpo que se vaya adaptando. Solo así notarás mejoras musculares y evitarás las temidas agujetas. Las agujetas se producen por una mezcla de microrroturas musculares provocadas por un ejercicio físico al que no estamos acostumbrados (de intensidad superior a la que soportamos) y por la secreción de ácido láctico (producto del metabolismo de los aminoácidos musculares para obtener energía). 48 horas después del entrenamiento aparecen las agujetas. La mejor forma de prevenirlas es no pasarse en los primeros entrenamientos.

2. Hay que estirar. Un músculo rígido es un músculo que duele. Antes de comenzar la rutina y después del entrenamiento es importante estirar. Así favorecemos la oxigenación de los tejidos y la recuperación muscular. 

 

3. Haz más cardio. El trabajo anaeróbico (cuando el músculo se queda sin oxígeno) provoca agujetas. El trabajo cardiovascular (aeróbico) ayuda a llevar oxígeno y nutrientes a nuestros músculos dañados y favorece la recuperación. Si tienes agujetas, entrena los siguientes dos días de forma más ligera, ponte el pulsómetro y opta por el ejercicio cardiovascular.

4. Olvida el agua con azúcar. Un viejo truco que no funciona. Si tienes agujetas, toma un antinflamatorio suave y bebe agua, es la única solución. Y olvida también las bebidas energéticas y para deportistas, que aportan gran cantidad de azúcar y, si tu objetivo es bajar grasa o peso, te perjudicarán. 

5. Presume de agujetas. Quizá no puedas evitarlas. Incluso hay a quien le gustan, porque le dan sensación de haber trabajado el cuerpo. De cualquier forma, no te vengas abajo, date un par de días de respiro y practica ejercicio suave y ¡sigue adelante! ¡La motivación es el secreto para que tu plan funcione!

 

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies